Pirámides de Sudán – rodeadas de dunas y poco conocidas

Estas pirámides son poco conocidas, pero son reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se encuentran rodeadas de dunas, probablemente las personas que las visitan se sienten como los primeros exploradores en llegar.

Es unos de los sitios históricos más importantes de Sudán, fueron construidas de granito y arenisca por los kushitas. Son alrededor de 350 construcciones piramidales agrupadas en cinco sitios de Sudán.

Se edificaron como tumbas para los reyes y ciudadanos ricos kuchitas. Tres grupos de pirámides se ubican cerca de Napata, no muy lejos de la ciudad Karima.

El Kurru del lado norte del Nilo, es uno los sitios y fue dedicado al rey Kashta, su hijo y tres de sus sucesores. En ese mismo lugar se construyeron 14 pirámides para sus reinas.

Del lado sur del río Nilo, se encuentra Nuri, ahí yacen 21 reyes y 52 reinas y príncipes. Sus sarcófagos de 15.5 toneladas fueron hechos de granito. Cuatro toneladas corresponden a la tapa.

Imagen: chicobarros en Pixabay

Regresando al lado norte del Nilo, se encuentra un grupo de 9 pirámides en Gebel Barkal, un lugar sagrado del reino de Napata que se encuentra a las faldas de una pequeña montaña, ahí se han encontrado trece templos y tres palacios. Tutankamón fundó uno de los templos principales que estaba dedicado a Amón.

Otro grupo de pirámides fue descubierto cerca de Sedeinga, este yacimiento arqueológico consta de 80 pirámides descubiertas, tiene una extensión de 25 hectáreas lo que la convierte en la necrópolis conservada más grande de la antigua Nubia.

A diferencia de las pirámides de Meroe que estaban reservadas a la realeza, las pirámides de Sedeinga fueron la última morada de ciudadanos ricos, también muestran una mayor influencia egipcia. Se cree que las excavaciones en esta ciudad podrían conducir al hallazgo de más pirámides.

Las inscripciones en piedra que han encontrado los arqueólogos en Sedeinga constituyen la colección más extensa de textos escritos en meroítico, la lengua más antigua conocida del África subsahariana.

La altura de estas pirámides va de 6 a 30 metros, pero sus bases más grandes rondan los 8 metros, esto da lugar a pirámides muy inclinadas. Su inclinación es de unos 70 grados, mientras que la inclinación de las pirámides egipcias va de los 40 a 50 grados.

Los reyes eran momificados y enterrados con joyas y otros objetos. Los arqueólogos encontraron restos de arcos, arneses de caballos, muebles, cerámica, vidrios de colores, vasos de metal, entre, otros; estos objetos son evidencia del comercio con Egipto y con Grecia.

Desafortunadamente, las pirámides han padecido el saqueo. Giuseppe Ferlini, médico y cazador de tesoros italiano, protagonizó unos de los episodios más tristes al volar las tapas de 40 tumbas en su búsqueda de un tesoro en 1830.

Nubia fue una sociedad que definía la descendencia por la línea materna, por ello, no es de extrañar que muchos de los descubrimientos están dedicados a mujeres importantes.

Existieron tres reinos Kushitas, el primero se asentó en Kerma, el segundo en Napata y, el tercero en Meroe. Los últimos dos recibieron mayor influencia de la sociedad egipcia.

También, fueron competidores de los egipcios, el rey Painkhi derrotó a los egipcios en 744 a. C. y, gobernó desde el delta del Nilo hasta Napata como faraón de la vigésimo quinta dinastía.