Frases célebres cortas de médicos

Averroes. Filósofo y médico andalusí. 1126 – 1198.

  1. Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza.
  2. Una cosa será alimento, si el fin último es restituir la sustancia que se disuelve; y medicamento, si es aquél reparar las cualidades que se han excedido.
  3. Todas las religiones son obras humanas y, en el fondo, equivalentes; se elige entre ellas por razones de conveniencia personal o de circunstancias.
  4. Ser bella y amada es condición de muchas mujeres. Ser fea y saber hacerse amar, es la máxima expresión del genio de la mujer.
  5. La mujer no es más que el hombre imperfecto.
  6. Quien habla de cosas que no le atañen, escucha lo que no le gusta.
  7. En la naturaleza nada hay superfluo.

Oliver Goldsmith. Escritor y médico irlandés. Noviembre 10/1730 – Abril 4/1774.

  1. Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.
  2. El mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda.
  3. Los abogados están siempre más dispuestos a poner a un hombre en un aprieto que a sacarlo de él.
  4. Ninguna cosa supera la vanidad de nuestra existencia, excepto la insensatez de nuestras empresas.
  5. Los libros son compañeros dulces para el que sufre, y si no pueden llevarnos a gozar de la vida, al menos nos enseñan a soportarla.
  6. Las mujeres y la música nunca deben tener fecha.
  7. Para formar un caballero se necesitan varias cosas; ante todo visitar al peluquero.
  8. Las leyes muelen al pobre, y los ricos controlan la ley.
  9. La amistad es un comercio desinteresado entre semejantes.

Paracelso. Alquimista, médico y astrólogo suizo. Noviembre 10/1493 – Septiembre 24/1541.

  1. Jamás nos supongamos solos ni débiles, porque hay detrás de nosotros ejércitos poderosos que no concebimos ni en sueños. Si elevamos nuestro espíritu no habrá mal que pueda tocarnos.
  2. La medicina no consiste en fabricar pastillas y yesos; se ocupa de los procesos más esenciales de la vida, mismos que debemos comprender antes de dirigirlos.
  3. Es médico quien sabe de lo invisible, de lo que no tiene nombre ni materia, y sin embargo, tiene su acción.
  4. Nada es veneno, todo es veneno: la diferencia está en la dosis.
  5. El médico debe ser el auxiliar de la naturaleza, no su enemigo.
  6. La naturaleza es el gran médico y el hombre posee a éste en sí mismo.

Rudolf Virchow. Médico alemán considerado como uno de los más prominentes patólogos del siglo XIX. Octubre 13/1821 – Septiembre 5/1902.

  1. La libertad no es poder actuar arbitrariamente sino la capacidad de hacerlo sensatamente.
  2. Si la enfermedad es una expresión de la vida del individuo bajo condiciones no favorables, las epidemias son indicadores de alteraciones en los grupos humanos y en la vida de las masas.
  3. La medicina es ciencia social, y la política no es otra cosa que medicina en gran escala.
  4. Más le temo a la pobreza que al bacilo de Koch.
  5. Los médicos debemos ser los abogados de los pobres.