Refranes cortos de santo y su significado

1.- Se dice el milagro, pero no el santo que lo hizo. Se usa cuando alguien que ha sido delatado por alguna falta que cometió pide conocer el nombre del delator.

2

Santo que no es visto, no es adorado.

Se refiere al descuido u olvido que sufre alguien por su ausencia.

3

Al pasar el río: ¡Ay santito mío!; pero ya pasado, santo olvidado.

Cuando nos encontramos en una situación complicada nos hacemos propósitos de rectificación, pero pasada la situación nos olvidamos.

4

Al cabo para el santo que es, un repique basta.

Se usa para señalar la poca importancia que le damos a una persona.

5

A buen santo te encomiendas.

Expresa la sensación de incapacidad por ayudar a un amigo o familiar que pide ayuda.

6

Hasta el santo desconfía cuando la limosna es grande.

Indica de manera suspicaz que el favor que se pide debe significar una ganancia mayor a la recompensa o pago ofrecido.

7

A chico santo, gran vigilia.

Es común que le demos importancia a cosas o personas insignificantes.

8

Puerta abierta, al santo tienta.

Hasta la persona de mejores costumbres experimenta la tentación cuando se le presenta la oportunidad.

9

Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre.

Aconseja no abusar de medidas excesivas o extrema.

10

Maderas hay para santos, y otras para hacer carbón.

Expresa que las cosas están determinadas por el destino y que no se puede hacer nada para remediarlo.

11

Mujer que no tiene encantos, se queda para vestir santos.

Las mujeres poco agraciadas difícilmente se casan.