Refranes cortos de fortuna y su significado

1.- Más vale suerte que dinero. El dinero es un aliado para resolver los problemas, pero en ocasiones la buena suerte hace la diferencia.

2

Está lloviendo en su milpita.

Se dice cuando la suerte, buena o mala, no deja en paz a una persona.

3

He visto caer palacios, cuanto más este jacal.

Señala a las personas que se jactan de su fortuna o poder recordándoles que la fortuna es cambiante.

4

Si este año has de levantar, aunque dejes de sembrar.

Señala que no debemos preocuparnos cuando la suerte o buena fortuna está de nuestro lado.

5

Hay tiempos de pedir limosna y tiempos de pedir socorro.

Se refiere a los contantes cambios de la fortuna, en ocasiones todo parece ir bien y en otras todo lo contrario.

6

Hay veces que el pato nada y veces que ni agua bebe.

Expresa lo cambiante de la fortuna, es común entre comerciantes aludiendo a las fluctuaciones de las ventas.

7

Qué suerte tan chaparra, hasta cuándo crecerá.

Se suele usar para culpar a la fortuna de nuestras desventuras.

8

No hay miel sin hiel.

Significa que las cosas están en constante cambio, y por ello, los momentos de felicidad duran poco y son seguidos de momentos tristes, y viceversa.

9

Más vale caer en gracia que ser gracioso.

La buena fortuna o suerte de las personas puede traer mejores resultados que el mérito o esfuerzo.

10

Nunca es tarde cuando el bien llega.

Siempre será un gran alivio cuando los resultados esperados llegan.

11

El hombre pone, Dios dispone, llega el diablo y todo descompone.

Se refiere a que por mucho que hagamos previsiones, siempre dependeremos, en menor o mayor medida, de situaciones imprevistas o sorpresivas.

12

Algún día mi gato comerá sandía.

Alude a la mala fortuna que se tiene y que algún día cambiará. Manifiesta la esperanza de que nuestra suerte cambiará, o que la oportunidad que hemos esperado llegará.

13

El viento que el marinero gusta no sopla siempre.

No siempre podemos tener la suerte a nuestro favor.

14

A quien nace afortunado, le ponen huevos los gallos; y a quien nace para ruina, ni las gallinas.

Es creencia popular que la buena fortuna acompaña siempre a algunas personas, y a otras nunca las favorece.

15

A los bobos se les aparece la madre de Dios.

Se refiere a las personas que sin esfuerzo tienen buena fortuna.

16

Fortuna te dé Dios, hijo, que el saber poco te basta.

Advierte que en ocasiones hace falta un poco de fortuna o buena suerte pues no siempre se presta atención a los méritos de las personas.

17

Fray Modesto nunca fue prior.

Se refiere a que la fortuna nunca les sonríe a las personas poco atrevidas.

18

Fortuna y aceituna, a veces muchas y a veces ninguna.

Hace referencia a que la fortuna como la cosecha de la aceituna no se contenta con la medianía, se recibe poco o mucho.

19

Unos nacen con estrella y otros nacen estrellados.

Se refiere a la variedad de suertes que pueden correr los hombres.

20

Día de mucho, víspera de nada.

La fortuna es impredecible, después de la abundancia puede venir la escasez.

21

A hombre osado, la fortuna le da la mano.

La suerte les sonríe a las personas que se atreven.

22

Afortunado en el juego, desafortunado en amores.

Es creencia que las personas que gozan de buena suerte en los juegos de azar, tienen mala suerte en el amor.

Variante:

Afortunado en el juego, desgraciado en amores.

23

A ayer lo conocí, pero a mañana nunca lo vi.

No sabemos lo que nos depara la fortuna.

24

El hombre propone y Dios dispone.

La realización de nuestros deseos depende de la fortuna o providencia.

25

Boda y mortaja, del cielo bajan.

Los eventos importantes de la vida dependen en cierta medida de la fortuna.

26

A quien Dios se la diere, San Pedro se la bendiga.

Las personas deben aceptar de buena gana los resultados de sus pretensiones.