Frases célebres cortas de economistas

Alexander Hamilton. Economista, político, escritor, abogado y soldado estadounidense. Enero 11/1755 – Julio 12/1804.

  1. Cuando la riqueza aumente y se concentre en pocas manos, cuando el lujo se imponga en la sociedad, la virtud será considerada en mayor grado un simple y elegante apéndice de la riqueza, y la tendencia será alejarse de los valores republicanos.
  2. La experiencia muestra que los hombres en gran medida son gobernados por lo que están acostumbrados a ver y practicar, que las más simples y evidentes mejoras en las labores más ordinarias se adoptan con indecisión, resistencia y gradualmente.
  3. Si nos inclinamos demasiado hacia la democracia, pronto caeremos en la monarquía.
  4. Es una verdad indiscutible que el conjunto del pueblo de cada país desea sinceramente su prosperidad; pero es igualmente irrefutable que no posee el discernimiento y la estabilidad necesarios para un gobierno sistemático.
  5. Teniendo en cuenta la naturaleza humana, ejercer el poder sobre el sustento de un hombre equivale a ejercer el poder sobre su voluntad.
  6. ¿Por qué ha sido instituido el gobierno? Porque las pasiones de los hombres no se ajustan a los dictados de la razón y la justicia sin una fuerza coercitiva.

Étienne Bonnot de Condillac. Filósofo y economista francés. Septiembre 30/1714 – Agosto 3/1780.

  1. El secreto del escritor está en comprender la armonía.
  2. Los hábitos arraigados siguen de pie aun después de haber desaparecido las necesidades que los formaron.
  3. La idea más perfecta que podemos formarnos de Dios es la de una primera causa independiente, única, infinita, eterna, omnipotente, inmutable, inteligente y libre, cuyo poder se extiende a todas las cosas.
  4. Una idea errónea que se arraiga en el corazón humano es como una mancha de aceite; tarde o difícilmente se borra.
  5. El pensamiento es la principal facultad del hombre, y el arte de expresar los pensamientos es la primera de las artes.

Henry George. Economista estadounidense. Septiembre 2/1839 – Octubre 29/1897.

  1. ¿Cómo se puede decir a un hombre que tiene una patria cuando no tiene derecho a una pulgada de su suelo?
  2. El hombre que me da trabajo, el cual he de tener o sufrir, ese hombre es mi dueño, lo llame como lo llame.
  3. El estado ideal no es aquel en que cada uno tiene acceso a la misma cantidad de riqueza, sino en proporción a su contribución a la riqueza general.
  4. Las sociedades no mueren de la cúspide a la base, sino de la base a la cúspide.
  5. La ley de la sociedad es cada uno para todos y todos para cada uno.