Refranes cortos de perseverancia y su significado

1.- El que porfía mata venado o lo matan por porfiado. Indica que las personas que son perseverantes logran lo que desean o mueren en el intento.

2

No te arrugues, cuero viejo, que te quiero para tambor.

Exhorta a que una persona no se rinda y mantenga su esfuerzo.

3

Al otro hachazo cae el palo.

Anima a no abandonar alguna tarea cuando se está cerca de terminarla.

4

No hay peor lucha que no se hace.

Se refiere a que siempre debemos perseguir lo que queremos y no darnos por vencidos.

5

Poco a poco hila la vieja el copo.

Dice que para lograr las cosas hay que ser perseverantes.

6

Porfía caza venado, que no cazador cansado.

Insistir y perseverar en nuestros deseos da resultados tarde o temprano.

7

Porfía caza venado, que no venablo.

La insistencia diaria por lograr lo que queremos nos dará resultados tarde o temprano.

8

Quien porfía mata caza.

Aconseja perseverar para lograr los resultados deseados.

9

A la larga, el galgo a la liebre mata.

Significa que las personas perseverantes logran sus metas, aunque esto les tome mucho tiempo.

10

Amén, amén, al cielo llega.

Aconseja la perseverancia en nuestra vida cotidiana, pues, tarde o temprano, se verá recompensada.

11

Muchos amenes llegan al cielo.

La perseverancia, en nuestras actividades cotidianas, suele dar los resultados buscados solamente es cuestión de paciencia.

12

A la tercera es la vencida.

Se suele decir para resaltar el éxito de la constancia, esfuerzo y perseverancia de algunas personas que han intentado anteriormente lograr algo.

13

Más hace una hormiga andando que un buey echado.

Aconseja la perseverancia en vez de la holgazanería.

14

Aquí perdí la aguja, aquí la hallaré.

Se refiere a las personas que al realizar algo y salir mal paradas vuelven a intentar la misma acción para recobrar algo de lo perdido.

15

Clavará un clavo con la cabeza.

Se aplica las personas muy perseverantes.

16

Quien la sigue la consigue.

Debemos perseverar en nuestros sueños para conseguirlos.

17

Más vale paso que dure y no trote que canse.

Ser constantes en la consecución de nuestras metas reportará mejores resultados que grandes esfuerzos poco frecuentes.