Refranes cortos de Dios con su significado

1.- Dios no puso alas a los alacranes. Expresa que a las personas malvadas no tienen poder ni dinero pues de tener uno o ambos su maldad se vería potenciada. Se le suele decir a las personas que amenazan.

2

De los arrepentidos se sirve Dios.

Señala a las personas que cambian su comportamiento.

3

No sabes lo que es amar a Dios en tierra de indios.

Lo dice quien se queja de sus sufrimientos sugiriendo que son más grandes que los suplicios paganos.

4

Dios no cumple antojos ni endereza jorobados.

Los milagros son para beneficiar a las personas, nunca para perjudicar a nuestros enemigos.

5

Si Dios cierra una puerta, abre mil otras.

Las oportunidades se presentan siempre, aún después de que otras se nos escapan.

6

Al que te hace una, hazle dos, aunque no lo mande Dios.

Aconseja tomar partido por la venganza y el desquite.

7

Buscar trabajo, rogándole a Dios no encontrarlo.

Alude a las personas que dicen tener deseos de encontrar un empleo, pero que en los hechos no hacen nada por lograrlo.

8

Cuando Dios dice “A fregar”, del cielo caen las escobetas.

Se refiere a que no podemos cambiar los designios divinos o del destino.

9

Cuando Dios no quiere, ni los santos pueden.

Significa que los designios divinos están por encima de cualquier voluntad.

10

Vámonos queriendo bien que Dios nos ha de ayudar.

Usada para convencer a alguien de una unión carnal o amorosa, pero con el inconveniente de que quien la dice no tiene dinero.

11

Ya estaría de Dios.

Manifiesta la resignación ante los cambios de la vida.

12

A la mujer casta, Dios le basta.

Se dice de las mujeres que por alguna razón se quedan solteras.

13

Más vale quien Dios ayuda, que quien mucho madruga.

Significa que las personas pueden confiar mucho en su esfuerzo para lograr sus anhelos, pero siempre es necesaria la intervención divina, o de la buena fortuna, o un poco de suerte.

14

Dios castiga sin palo ni piedra.

Significa que las personas que obran mal reciben su castigo de modo inesperado e incomprensible.

15

Dios aprieta, pero no ahoga.

Se refiere a que en las situaciones más difíciles siempre podemos encontrar una solución.

Variante:

Dios aprieta, pero no ahorca.

16

Dar a Dios lo que es de Dios y al césar lo que es del césar.

Tomado del Evangelio, señala que debe darse a cada uno lo que en justicia le corresponde.

17

A Dios rogando y con el mazo dando.

Las personas deben dar su propio esfuerzo en la consecución de sus metas sin esperar milagros.

18

No da Dios más frío de cómo se anda vestido.

Aconseja enfrentar las dificultades de la vida, pues si se presentan es porque tenemos la capacidad de enfrentarlas.

19

A cada cual da Dios frío según anda vestido.

Las dificultades de la vida se presentan porque somos capaces de enfrentarlas.

20

Dios da el frío conforme la ropa.

Se refiere a que las personas enfrentan las dificultades que pueden enfrentar.

21

Dios hace la costa, dando el frío conforme la ropa.

Significa que las personas reciben el auxilio divino conforme la realidad de sus necesidades.

22

El hombre pone, Dios dispone, llega el diablo y todo descompone.

Se refiere a que por mucho que hagamos previsiones, siempre dependeremos, en menor o mayor medida, de situaciones imprevistas o sorpresivas.

23

El hijo de mi hija mi nieto será; el hijo de mi hijo ¡sólo Dios sabrá!

Se refiere a que no se puede dudar de la maternidad, pero si de la paternidad.

24

O todos hijos de Dios o todos hijos del diablo.

Hace referencia a la igualdad cuando alguien pretende tener privilegios.

25

Quien de los suyos se aleja, Dios le deja.

Sentencia que los que abandonan a su familia serán abandonados de la mano de Dios.

26

Dios de la nada hizo el mundo, y el abogado de la nada un pleito.

Significa que los abogados son hábiles para establecer dichos o hechos que no son ciertos.

27

A los bobos se les aparece la madre de Dios.

Se refiere a las personas que sin esfuerzo tienen buena fortuna.

28

Fortuna te dé Dios, hijo, que el saber poco te basta.

Advierte que en ocasiones hace falta un poco de fortuna o buena suerte pues no siempre se presta atención a los méritos de las personas.

29

Dios, que da la llaga, da la medicina.

Se refiere a que debemos confiar que los remedios de nuestros males vienen acompañados de la mano de Dios.

30

Dios y vida componen villa.

El trabajo con tiempo y Dios son necesarios para conseguir las cosas.

31

Dios cura y el médico cobra los honorarios.

Significa que estamos sujetos a los designios de la providencia.

32

Palo dado ni Dios lo quita.

Significa que no debemos aferrarnos a cosas que sucedieron en el pasado.

33

Al que no habla, Dios no lo oye.

Aconseja pedir ayuda cuando la necesitamos.

34

Del agua mansa me libre Dios, que de la brava me libraré yo.

Aconseja desconfiar de las personas calladas y silenciosas.

35

A los bobos se les aparece la madre de Dios.

Se refiere a las personas que les llega la fortuna sin esfuerzo.

36

A quien Dios no le da hijos, el Diablo le da sobrinos.

Es posible verse en situaciones no buscadas por causas ajenas.

37

Ama y serás amado; teme a Dios y serás honrado; trabaja y no pedirás necesitado.

Nuestros esfuerzos siempre tienen su premio.

38

El hombre propone y Dios dispone.

La realización de nuestros deseos depende de la fortuna o providencia.

39

A quien Dios se la diere, San Pedro se la bendiga.

Las personas deben aceptar de buena gana los resultados de sus pretensiones.

40

Dios me libre de mis amigos, que de mis enemigos me libro yo.

Es más difícil librarse de enemigos ocultos que de los declarados.

41

A quien madruga, Dios lo ayuda.

El logro de nuestros objetivos implica gran trabajo y dedicación.