La edad madura suplica tímidamente se le eviten dolores insufribles; la juventud, asiéndole a la fortuna por la barba, le exige la felicidad como un derecho.

, , Comentar

Read more