Nunca tengas miedo de tus lágrimas. Ningún cobarde llora. Solo los hombres lloran. Además, hijo, las lágrimas siempre caen de rodillas.

Lágrimas, , , Ir